Cría de Aves de Corral con la Incu­ba­dora JAEGER

Hühner mit Küken
  • Con la cría arti­fi­cial sólo se puede imitar la natu­ra­leza y nada más. Es decir, con la incu­ba­dora JAEGER inten­ta­mos simu­lar una eclo­sión casi natu­ral lo mejor posi­ble. Cual­quier des­via­ción importante se tomará la revan­cha y pro­vo­cará una eclo­sión defi­ci­ente. Debe tener esto en cuenta durante todos los pro­ce­sos de incu­ba­ción con la respec­tiva incu­ba­dora JAEGER.
  • En el caso de los huevos de gal­lina, por ejem­plo, la humedad debe ser de entre el 50% y el 60% entre el primer y el deci­mo­sép­timo día.
  • Si los huevos no se eva­poran por sí mismos (por ejem­plo, si la incu­ba­dora no está com­ple­ta­mente llena), puede llenar gra­dualm­ente nue­s­tro Moist-Brood-Set con agua para aumen­tar la humedad en la incubadora.
  • A partir del 18º día, la humedad debe aumen­tar hasta el 70% u 80%.
  • Si es necesa­rio, rocíe los huevos con agua cali­ente a unos 45°C.

PARA UNA CRÍA EXITOSA OFRECEMOS LOS SIGUIENTES ACCESORIOS:

  • Por favor, uti­lice incu­ba­do­ras llenas de sus­trato para pro­te­ger la incu­ba­dora JAEGER para que pueda cum­plir sus tareas el mayor tiempo posible.
  • Encon­trará con­te­ne­do­res de incu­ba­dora adecua­dos con y sin rel­leno en nues­tra tienda online.
  • El sus­trato debe ser lo más esté­ril posi­ble, mode­radamente húmedo y per­me­able al aire.
  • Para ello se uti­lizan mez­clas de turba y arena, musgo de turba, espu­mas húme­das o los gra­nu­la­dos “Ver­mi­cu­lita” o “Per­lita” pre­fer­idos por JAEGER Brut­technik.
  • Para com­pro­bar el estado de des­ar­rollo de los huevos, se reco­mienda un cri­bado (trans­pa­rente) con una lám­para especial.